ADENOMA DE PRÓSTATA

conceptos básicos

¿Le ocurre a Vd. alguno de estos síntomas?:

Retraso o dificultad para. iniciar la micción, tiene que hacer fuerza.

Goteo al terminar de orinar, o tener que orinar en varias veces.

Chorro de orina fino y sin fuerza.

No quedarse satisfecho al terminar, como si quedara mas orina.

Tener que orinar muchas veces durante el día.

Tener que orinar varias veces por la noche.

Urgencia en ir a orinar.

Perdida o escape de orina.

Si así es, puede tener un crecimiento ,generalmente benigno, de próstata , el adenoma de próstata, también llamado hipertrofia benigna de próstata.

En ocasiones no se tienen síntomas como los descritos y sin embargo, se tiene ya la enfermedad.

El diagnostico seguro y temprano, garantizará con las medicaciones que disponemos actualmente una buena evolución y en muchas ocasiones evitará la operación.

El adenoma de próstata es una enfermedad muy común en el hombre, a partir de los 50 años de edad. Lo padecen mas de la mitad de los hombres relativamente jóvenes y un 80 % de los que tienen 70 o mas años.

RECOMENDACIONES PARA EL TRATAMIENTO

La forma mas fácil y segura de evitar infecciones y formación de "piedras" sigue siendo el beber agua, tenemos que beber la cantidad suficiente como para orinar un litro y medio diario, por lo general, bebiendo dos litros de agua al día. Téngase en cuenta, que gran parte del agua se nos va con la respiración y el sudor.

Elimine los irritantes directos de próstata y vejiga como son el café (incluido el descafeinado, malta, eco etc...), té, chocolate y cacaos , nueces y alcohol (incluido el vino, cerveza o sidra), picantes, embutidos y conservas, así como las comidas muy elaboradas, sazonadas o saladas.

Tomar mermeladas o laxantes si fueran precisos, para efectuar una deposición diaria, en el caso de no conseguirlo.

Evitará los viajes largos, debiéndose efectuar paradas cortas cada 1 a 2 horas, que se aprovecharan para pasear, descansar y orinar.

Efectuara un ejercicio moderado diario.

Modifique su actividad sexual, las relaciones de pareja deben de ser rápidas, produciéndose la eyaculación en el momento que se sienta la sensación, sin demoras y sin efectuar coitus interruptus, y deben ser completas, con eyaculación. Si utiliza preservativos, estos deberán ser colocados desde el primer momento.

Una vez que el especialista urólogo, ha llegado a un diagnostico correcto (y para ello necesitará efectuar un tacto rectal, estudio eco gráfico abdominal y transrectal de la próstata, así como unas determinaciones analíticas y en ocasiones una biopsia prostática ), le indicará que tratamiento le puede ser de mayor utilidad, decidiendo con Vd. que alternativas posibles en su caso particular puede ser la mas ventajosa, aclarándole las dudas que pueda tener.

Disponemos de medicamentos que si bien no curan la enfermedad, proporcionan una mejoría importante de los síntomas evitando además las importantes complicaciones de esta, durante largo tiempo, pudiendo aplazarse una operación quirúrgica para cuando realmente sea imprescindible, o incluso evitarla.

Dado que el urólogo únicamente elimina en la intervención la mayor parte del tejido que ha crecido, pero no la verdadera glándula, sobre esta puede volver a aparecer aunque este Vd. operado, un nuevo adenoma, una prostatitis o un cáncer, por ello la operación solo debe realizarse cuando esta realmente indicada, ni antes ni después.

MEDICAMENTOS MAS COMUNES UTILIZADOS PARA EL TRATAMIENTO

FITOTERAPIA: tratamiento con diversos productos vegetales que tienen ciertas propiedades antiinflamatorias locales y permiten en cierta medida el relajamiento de las fibras musculares de la próstata. Prácticamente no tienen efectos secundarios.

ALFABLOQUEANTES: tienen la propiedad de permitir un relajamiento potente de las fibras musculares prostáticas y permiten un mejor paso de orina al abrir mas fácilmente el cuello de la vejiga y mejorar la contracción de esta. El principal efecto secundario consiste en que en algunos casos, pueden bajar la tensión arterial.

INHIBIFORES DE LA 5 ALFA REDUCTASA: imposibilitan el mecanismo hormonal normal necesario para el crecimiento de la glándula, reduciendo su volumen de forma muy importante. Como efecto secundario, en ocasiones, puede disminuir la potencia o el deseo sexual.

SI SE NECESITA OPERAR

En los casos en que se produzca retención de orina, infecciones de repetición, daño renal o vesical , su urólogo le indicara la conveniencia de la intervención, planteándole las diversas alternativas.

La anestesia será la que decida el médico anestesista que es la mejor para su caso concreto

La llamada resección transuretral de próstata, es la técnica quirúrgica que mas se practica en la actualidad, por ser en manos expertas: rápida, mas segura, necesitar un corto periodo de hospitalización, menor perdida sanguínea, recuperación rápida y efectos inmediatos brillantes. Se realiza con aparatos especiales a través de la uretra, por el orificio del pene, sin dejar cicatriz exterior.

La incisión prostática, también por la misma vía, solo es aplicable a próstatas de muy pequeño tamaño, tiene la ventaja de su mayor rapidez y estancia hospitalaria muy corta.

La adenomectomia, operación efectuada a través del abdomen, tiene muchas menos indicaciones en la actualidad, y se realiza cuando por el gran tamaño de la próstata o la poca pericia del cirujano no permite la vía transuretral.

En ciertos casos en los que el estado físico del paciente aconsejan evitar la cirugía, recurrimos a la colocación de una "prótesis" o malla metálica que imposibilita la compresión de la uretra.

Sea cual sea el tipo de operación, se le dejará al terminarla, una sonda para el lavado continuo de la vejiga con suero, durante unos pocos días, retirándola después sin ningún dolor.

Debe de saber que toda operación tiene riesgos, unos inherentes a la técnica quirúrgica empleada y otros debidos a su estado de salud previo. No cabe duda que los pacientes con enfermedades pulmonares o cardiológicas tienen un mayor riesgo, independientemente del tipo de anestesia que se utilice. Su urólogo le explicará con detalle los riesgos posibles de infección, embolismo pulmonar, formación de coágulos y hemorragias, perdida de control de la vejiga con posibilidad de escapes involuntarios de orina, aparición de estrecheces en la uretra, etc. De todas formas, gracias a los avances actuales, estudios previos a la operación, mejoras en la anestesia y perfeccionamiento de la cirugía, la operación rara vez produce complicaciones serias.

Es muy frecuente que tras la operación se produzca lo que llamamos "eyaculación retrograda", el semen durante la eyaculación se vacía hacia la vejiga porque tiene un paso mas fácil, en lugar de salir por el pene, aunque la sensación de orgasmo es la misma que antes, naturalmente no es posible en estos casos la fecundación. El semen saldrá mezclado con la orina, posteriormente.

Recuerde que pese haberse operado de "próstata", el urólogo únicamente ha quitado el adenoma , por lo que sigue siendo muy importante que se haga un examen urológico con regularidad.

Después de la intervención quirúrgica y tras un tiempo prudente de recuperación, podemos esperar orinar con toda facilidad, con un chorro grueso y fuerte, tener una sexualidad igual a la que teníamos, aunque no salga semen se siente lo mismo. Otros síntomas como orinar con frecuencia, tener sensación urgente de orinar etc., pueden tardar mucho mas tiempo en corregirse. Es de esperar en los primeros meses, que exista cierta perdida de orina al efectuar un esfuerzo y que en el 95 % de los casos se corregirá con el tiempo.

Tras la operación deberá ayudarse para conseguir una recuperación mas rápida, evitando todo tipo de esfuerzos físicos por pequeños que estos sean, camine por terreno llano, no se fatigue, tome algún laxante si es preciso para evitar el estreñimiento y sobre todo beba mucha agua. No se alarme si ve sangre en la orina durante los días después de la operación.

¿Que es la próstata ?.¿Para qué sirve?

Es un órgano del sistema reproductor masculino, que se encuentra por delante del recto y por debajo de la vejiga, rodeando a un tubo, la uretra, que lleva la orina desde la vejiga al exterior.

Tiene una forma similar a una castaña y su peso normal es de 17 a 20 gramos.

Esta formada por músculos y glándulas. Las glándulas de la próstata fabrican un liquido que facilita la movilidad de los espermatozoides. Los músculos comprimen la glándula durante el orgasmo masculino llevando así este líquido a la uretra.

¿Cuales son las enfermedades mas frecuentes de la próstata?

La prostatitis, o inflamación de la glándula, enfermedad a veces grave y febril, y en otras ocasiones con síntomas muy variables, que pueden condicionar problemas en la esfera sexual y en la reproducción, por lo general es una enfermedad del hombre muy joven.

La hipertrofia benigna de próstata o adenoma, característica del hombre maduro, agrandamiento de la glándula que puede llegar a comprimir la uretra causando dificultad para orinar y otros muchos problemas urinarios.

El cáncer de próstata, tumor maligno mas frecuente del hombre junto con el de pulmón. que es curable en fases tempranas de la enfermedad, para el que disponemos de tratamientos muy efectivos.

El tacto rectal, procedimiento mediante el cual el urólogo puede tactar la próstata a través del recto, sigue siendo la exploración física fundamental. Mediante ella, es posible determinar la consistencia de la glándula, su forma, sensibilidad y movilidad. Junto con la ecografia transrectal y los análisis, son los pilares de un correcto diagnóstico.

Este examen, realizado por el urólogo, de forma periódica, todos los años, permite detectar el cáncer de la próstata antes de que aparezcan los síntomas, siendo en este momento temprano de diagnostico cuando es posible su curación.

Un hombre de cada cinco padecerá cáncer de próstata.

80 hombres de cada 100, padecerán de un tumor benigno de próstata llamado adenoma o hipertrofia benigna.

Aunque el tamaño de la próstata no es la única causa de que aparezcan problemas urinários, la compresión de la uretra que pasa por el interior de la glándula, hace que la vejiga tenga que realizar un esfuerzo cada vez mayor para vaciar la orina, debilitándose las paredes musculares de esta y condicionando los graves problemas de la retención de orina

La información médica ofrecida en esta página se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario. Las decisiones relativas a la salud del paciente deben ser tomadas por un profesional sanitario, en su consulta, considerando las características únicas del paciente, poniendo la mía a su disposición.

Dr.Pedro Muntañola

Urólogo

 

Índice de temas de divulgación            Regreso a la página de presentación

       

 

.